5 Trucos para combatir el acné después de los 30

5 consejos para combatir el acné después de los 30Tener acné de joven es algo terrible, pero padecerlo después de los 30 puede ser un auténtico suplicio también. Os lo digo por experiencia. Es bien cierto que el tipo de acné es muy distinto, en vez de salir aquellos granos blancos y juntos en la frente, barbilla o mejillas, me suelen salir unas pequeñas inflamaciones en el mentón y bajo los pómulos. A veces se enquistan un poco y yo, que soy la reina del apretujón, no me puedo resistir, y eso que la mayor parte de las veces no consigo más que un buen estropicio con herida incluída. En fin, la historia de mi vida. No ha habido ni un solo día desde la adolescencia en que no tenga en la cara una pequeña cicatriz de un granito curándose.  La piel tampoco es lo que era a los 30 y suelen tardar más en curar, hay que tener mucho cuidado para que no quede la cicatriz o marca para siempre. Un rollo.

Estos últimos dos meses me estaban  saliendo una cantidad enorme de granitos y la verdad que me asusté un poco. No como para ir al dermatólogo pero si me puse a analizar un poco qué había pasado. Estrés no era, al fin y al cabo es verano y estaba más relajada, pero si me di cuenta de que había dejado la rutina de lado y también que quizás con el calor se me taponaban los poros algo más. Por supuesto el periodo y las hormonas hacían el resto.

Pues bien, ahora lo tengo mucho más controlado gracias a mi vuelta a la rutina. Os quiero dejar 5 consejos que me han ayudado a recuperar mi piel y librarla de la mayoría de granos que tenía meses atrás.

1- LAVARSE EL ROSTRO DOS VECES AL DÍA: yo lo dejé de hacer y vaya si lo noté. Llevo un año y medio usando una espuma de ginseng rojo de cosmética coreana que me va genial y no lo pienso cambiar.  Es muy suave y no daña mi piel que es bastante sensible al jabón.  Es muy importante lavarse la piel por la mañana cuando nos levantamos (ese es el paso que me estaba saltando) y por la noche también después de desmaquillarnos. SUPER importante esto último.

Espuma limpiadora con Ginseng Rojo

2- MASCARILLA DE MIEL: la miel es antiséptica, antioxidante y cicatrizante así que es ideal para las pieles con tendencia anéica.  Puedes aplicarla sola o puedes añadir unas gotas de limón e incluso ajo si no te molesta el olor.

3- CREMA CON VITAMINA C: mi crema con vitamina C que uso por las noches se me había terminado también, con razón habían aparecido tantos granitos, y es que fue una de las cosas que me salvó la vida, cuando la conocí tenía muchos más granitos y poco a poco mi piel fue mejorando increíblemente. Lo mejor de todo es que no es una crema especial para el acné, pero si para las manchas (a mi me ayuda a quitarme las marquitas de las heridas que siempre se quedan oscuras). Se trata del Corrector Antimanchas de Garnier, una crema rica en vitamina C. Investigando sobre la vitamina C a raíz de su efecto en mi piel descubrí que es ideal para las pieles con acné porque previene y reduce sus lesiones.

4-CREMA SOLAR LIBRE DE GRASA: a las pieles como la mia no nos viene nada bien usar cierto tipo de cremas en el rostro, lo mejor es buscar las que no contienen aceite (oil free). Yo uso Avène Solar Emulsión sin perfume. Es importante que uséis en el rostro una protección alta (+30) porque las marcas de acné  pueden empeorar y quedar cicatriz por la acción solar.

Dieta sana5- ALIMENTACIÓN Y ESTRÉS: Evitaremos (en la medida de lo posible) alimentos de alta carga glucémica, con mucho azúcar o hidratos de carbono. Al ser verano yo estaba comiendo demasiados helados, además he leído que los lácteos tampoco van muy bien a este problemilla…  También podemos potenciar la ingesta de alimentos frescos (verduras sobretodo y fruta) así como la vitamina A, B, ácidos grasos omega3 y Zinc. El estrés es terrible también para el cuerpo. ya os he hablado otras veces de cómo afecta a las uñas, en el caso de la piel con tendencia acnéica puede causar estragos haciendo que aparezcan esos molestos granos en masa. Así que, intentemos tomarnos la vida de otra manera, más relajada, y no rpeocuparnos por las cosas que no dependen de nosotras.

Espero haberos ayudado un  poquito con estos consejos. Me encantaría saber vuestra rutina o algún truco basado en vuestra experiencia. Podéis dejarlo en los comentarios. ¡Gracias!

 

Y ya sabes, si te ha gustado esta entrada o te ha parecido útil puedes seguirme en:

INSTAGRAM

 FACEBOOK 

YOUTUBE

(tutoriales en HD)

Follow on Facebook
Follow on Twitter
Follow on Pinterest
Follow on Bloglovin
Follow on Instagram

 

 

COMMENTS (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.