10 errores con el esmalte permanente mas comunes

10 Errores con el esmalte permanente más comunes

Los 10 errores con el esmalte permanente más comunes parecen bastante obvios, pero no lo son.

Si no has tenido una formación específica como manicurista quizás puedas cometer alguno de ellos.

No son nada raros entre principiantes y es posible caer por despiste hasta para alguna experimentada.

¿Problemas con el esmalte permanente?

Estos son los problemas más comunes ¿Te suena alguno de ellos?

  • El esmalte se cuartea o se abre.
  • Se despega como si fuera una pegatina.
  • Tu esmalte se queda blando y no seca del todo.
  •  Hace burbujitas o pequeñas islas.
  • El esmalte permanente .
  • Se contrae o arruga como una piel de naranja.
  • El esmalte no se retira adecuadamente.

No te preocupes si alguna vez te ha ocurrido, es normal, hoy queremos contarte cuáles son los 10 errores con esmalte permanente más comunes:

10 errores con el esmalte permanente

1- No preparar bien la uña

Es uno de los pasos aparentemente más sencillos pero casi diría que el más importante. Si preparamos la uña adecuadamente tendremos asegurada la sujeción del esmalte, que es prácticamente lo más necesario.

Las uñas son nuestra superficie de trabajo y han de estar bien limpias y desinfectadas antes de comenzar a trabajar y realizar el limado.

El limado de la uña debe hacer se bien por los bordes (cerquita de la cutícula) que es el primer lugar en el que  hay posibilidades de que se despegue el esmalte.

 

2- Usar productos defectuosos o de mala calidad

Habrás oído alguna vez el dicho “lo barato sale caro” y esto no es necesariamente así en cuestión de uñas ya que hay productos de muy buena calidad con un precio asequible. Sin embargo hay muchos esmaltes provenientes de China que no alcanzan los niveles adecuados de calidad necesaria, ten cuidado y busca una marca en la que se pueda confiar.

El primer  (líquido que se usa para deshidratar la uña, facilita que se agarre el esmalte), es muy importante que no sea ácido, para que dañe lo menos posible la uña. El pincel debe estar bien escurrido para no aplicar en exceso (nunca dar dos capas).

Por otro lado debemos dejar secar el primer al aire, aunque se evapora rápido yo recomiendo esperar un minuto aproximadamente.

3- Pintar fuera de la uña (en la piel)

Cuando el esmalte se cura* por fuera de la uña se queda elevado, se levanta y se engancha con cualquier cosa, haciendo que se levante el esmalte. Una solución puede ser limar esa zona, pero es un remiendo de una mala técnica.

Este error es más común en principiantes y cuando nos pintamos las uñas a nosotras mismas. Es muy importante que el pincel no toque la piel, pero si lo hace no debemos preocuparnos demasiado, no está todo perdido, ya que el esmaltado permanente no se seca y es muy fácil de retirar.

Aún así mi recomendación es tener cuidado porque aunque se retire siempre puede quedar algún resto.

*curar es la palabra técnica para cuando se endurece  el esmalte en la lámpara UV/LED

4 – Aplicar exceso de producto

Aplicar en exceso siempre es malo, exceso de primer, base, color o top coat. Esto hace que el esmalte no cure adecuadamente ya que la luz no penetra en una capa gruesa. Además si pones mucho exceso es probable que se arrugue o quede blando.

Si os pasa la solución es limpiar con cleanser la capa pegajosa y retirar todo lo que podamos. Después limaremos para quitar el exceso de producto que se haya endurecido y finalmente aplicaremos una capa fina de color.

Cómo pintarse las uñas sin salirse técnica profesional

5- No dejar secar la capa

Por mucho que los esmaltes permanentes curen o “sequen” en lámpara UV, se debe esperar siempre unos 45 segundos entre capa y capa después del curado.

De lo contrario el esmalte puede arrugarse o abultarse. Si trabajas demasiado rápido te ocurrirá esto, por lo que recomendamos siempre esperar un poquito antes de dar la sieguiente capa de color o de top coat.

 

6- No sellar la punta

Esto está en los 10 mandamientos de toda manicurista. Con cualquier tipo de producto nunca jamás debemos olvidarnos del borde de la uña ya que es más susceptible de roce y roturas.

Debemos proteger esta parte de la uña como la que más pues de ello dependerá un resultado profesional.

7- No colocar bien los dedos en la lámpara

Debemos tener cuidado al introducir los dedos en la lámpara de que estén todos estirados de manera que llegue a luz a toda su superficie.

Los esmaltes permanentes se endurecen con la luz y si esta no accede a todas las partes de la uña es probable que no cure bien. Si un esmalte no ha curado bien puede levantarse prematuramente.

Especial atención debemos dar a los pulgares. Primero la lámpara ha de ser suficientemente grande como para que la mano quepa entera plana, si no es así los pulgares se suelen hacer aparte. La posición de estos dedos no suele ser  tan cómoda, por lo que debemos estar atentas a que estén bien colocadas.

lámpara de uñas profesional 48 W SUN 5 PLUS

8- Usar una lámpara inadecuada

Siempre debemos mirar la etiqueta o especificaciones de un producto antes de comenzar. Existen dos tipos de lámparas: de luz LED y UV. Algunos productos no curan en los dos modelos, tan solo en uno de ellos.

A la hora de comprar una lámpara debemos fijarnos sobretodo en la potencia. Cuanto más potente menor será el tiempo de curado/secado de la uña en lámpara. Las lámparas LED tienen menos tiempo de curado y gastan menos energía. Para asegurarte de que tu lámpara cubre todos productos puedes elegir una mixta (LED y UV) que tenga una potencia alta.

¡Oferta!
lámpara de uñas profesional 48 W SUN 5 PLUSLámpara de uñas 48W
29,90 25,90 IVA inc.
Añadir al carrito
lámpara de uñas para curado UV GELLámpara uñas LED 24W
16,95 IVA inc.
Añadir al carrito

base y top para esmaltado permanente e

9- Elegir mal el top coat 

A veces puede haber confusiones porque hay productos que son muy similares. Por eso siempre es importante tener claro los usos de cada uno de nuestros productos. Usar un top para gel o acrílico con esmalte permanente puede hacer que el esmalte se cuartee o quiebre.

base y top para esmaltado permanente e
Añadir al carrito
esmalte permanente rojo uv lámpara semipermanenteesmalte permanente rojo comprar online
Añadir al carrito
comprar esmalte permanente nude manicura francesacomprar-esmalte-permanente-tokyo-02-nailistas
Añadir al carrito
top coat no wipe sin residuo
Añadir al carrito

10- Arrancar el esmalte de la uña

Todas nosotras alguna vez hemos tirado de una uña medio rota y arrancado parte del esmalte. Es muy importante que no hagamos esto jamás, por mucho que nos tiente.

Esta práctica daña nuestra uña natural al levantar las capas superiores que la protegen junto con el esmalte. Por eso siempre recomiendo que si veis que una esquina de la uña se levanta, usad los alicates o la lima para quitar el sobrante, aunque lo mejor es quitar la uña entera con acetona pura en un disco y papel de plata.

lima de uñas para manicura1

11- No limar el top coat cuando las retiramos

Otro error al retirar las uñas de gel es no limar la superficie. Si limamos la capa de brillo la acetona penetra antes y se despega mucho más fácilmente, dañando lo menos posible la uña natural. Además estaremos menos tiempo con ella puesta, lo cual será mejor para nuestros dedos y cutículas.

 

Y estos son los consejos que te puedo dar según mi experiencia. Espero que te hayan servido de ayuda para mejorar tu técnica. Si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario debajo. Siempre respondemos a vuestras cuestiones. No olvides que nos puedes seguir en todas las redes sociales.

 

 

Y ya sabes, si te ha gustado esta entrada o te ha parecido útil puedes seguirme en:

INSTAGRAM

 FACEBOOK 

YOUTUBE

(tutoriales en HD)

Port Relacionados

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.